FERIA DE GANADO

Colindres había celebrado secularmente una feria anual, para ganado vacuno, lanar y porcino, que se convocaba cada 22 de julio, además de un mercado semanal los domingos. Extinguida en el siglo XIX, hubo un intento de rescatar la feria en 1883, con idea de celebrarla junto a un mercado semanal en el Barrio Nuevo, junto al cruce, el primer viernes de cada mes; pero el proyecto no cuajó.

Habría de ser a comienzos del siglo XX cuando la feria se recuperara, como parte del proceso de regulación del sector ganadero que llevó a la apertura del matadero en 1890 (según proyecto del maestro carpintero Eusebio Bustamante Amiliva) y al establecimiento de nuevas ordenanzas municipales en 1891.

Fue a instancias del concejal Federico Bahón como se impulsó en 1915 la solicitud de una feria mensual, a celebrar el último domingo de cada mes; proyecto que logró declaración favorable de la Cámara de Comercio de Santander en 1919 y autorización gubernamental en septiembre de 1921, inaugurándose finalmente el 30 de abril de 1922 en el campo de Las Ferias.